Ayudar a quien sufre, cuidando de ti

“La muerte es dulce; pero su antesala, cruel” (Camilo José Cela)

Cuidar de un ser amado que enfrenta una enfermedad grave es una tarea difícil. Estamos preocupados por ellos, pero no podemos permitirnos el demostrarlo ni tomar tiempo para nosotros mismos. Queremos estar siempre en la mejor forma, siempre disponibles para ellos. Queremos encontrar la energía para parecer que estamos en control, aún cuando realmente no nos sintamos así.

Dicen que de todos los misterios que nos rodean, la enfermedad y la muerte son de los más difíciles de entender y de encontrar una lectura positiva de todo lo que nos ocurre. La actitud que cada uno tiene frente a ambos misterios determinará cómo afrontar estos cuando te afecten a ti o una persona a la que quieres. Lo cierto es que la meditación y el tapping han contribuido a aliviar a muchos enfermos crónicos o en fase terminal y también a sus familiares y amigos.

Desde mi humilde blog y canal de Youtube espero contribuir con mi pequeño grano de arena a tu alivio, y también al mío.

Cuando una persona sufre o está enferma como seres compasivos que somos sentimos la necesidad de aliviarles pero antes de tratar con tapping a una persona enferma hay unas premisas que es importante que conozcas.

1.- debes ser muy respetuoso con la persona y su decisión

2.- debes ser muy respetuoso contigo mismo

3.- debes ser muy respetuoso con las circunstancias

Respetuoso con la persona que sufre

Cuando hablo de ser respetuoso con la otra persona me refiero a que hay momentos en que un enfermo decide dejar de luchar y nosotros por mucho que le queramos debemos respetar su decisión, aunque muchas veces no nos lo confiesen verbalmente. No podemos ser egoístas, si queremos que se queden es por nosotros, por evitarnos el sufrimiento de su ausencia pero cuando esa persona sufre tanto, cuando su día a día ya no es vida sino dolor, debemos dejar de ser egoístas. Por supuesto que esta es mi opinión y respeto la tuya, sea cual sea.

  • Puedes ayudar al que sufre acompañándole
  • Puedes ayudar al que sufre escuchándole
  • Puedes ayudar al que sufre cumpliendo algunos de sus deseos
  • Puedes ayudarle haciendo cosas que le resulten gratas como cantar, hablar, ofrecerle agua si puede tomarla, llevarle algo que le agrade…
  • Puedes ayudar al que sufre rezando, meditando, haciendo tapping
  • Pero especialmente puedes ayudarle respetando sus deseos

Respetuoso contigo mismo

Cuando hablo de ser respetuoso contigo mismo es porque si no estás preparado para que tu ser querido se marche, debes respetarte a ti mismo y tu sufrimiento.

Respetarte a ti mismo es cuidar de ti y si no puedes hacer algo de lo que he enumerado en el anterior párrafo, también está bien.

Respetarte a ti mismo es descansar y cuidar tu alimentación sin olvidar dedicar algún tiempo aunque sea muy pequeño a cuidar tu cuerpo (pequeños paseos, movimientos de brazos y piernas, estiramientos)

Respetarte a ti mismo es que si no tienes energía suficiente, no necesitas sacar de donde no hay porque puedes enfermar y si enfermas no podrás ayudar.

Además si estás débil física o emocionalmente, debes aceptar que no eres la persona más adecuada para hacer tapping en estos momentos y también está bien. En cambio puedes hacer tapping sobre ti mismo para afrontar todo lo que sientes, cuidar de ti también es la mejor manera de cuidar a tu ser querido. Cuidar de ti es aceptar tu proceso, tus emociones y sentimientos.

Respetuoso con las circunstancias

Cuando hablo de respetar las circunstancias me refiero a tener precaución por el lugar donde se realiza físicamente el tapping. El tono de voz que emplees, las palabras que elijas.

Hay que evitar los puntos donde haya heridas, apósitos, drenajes o que sean dolorosos para la persona.

El tapping deben ser suave, como un ligero masaje y si la persona no desea que lo hagas, respeta lo que te pida.

Si estás en un lugar donde hay que mantener el silencio, como en una habitación compartida de hospital, no debes pronunciar el voz alta las frases.

No trates de poner en su boca tus ideas, tus pensamientos o tus creencias sobre lo que le está ocurriendo.

Tres puntos clave

Una vez explicadas estas premisas, yo considero que una persona enferma necesita fundamentalmente tres cosas para afrontar su curación, aceptar su enfermedad o bien el tránsito.

  1. Subir su energía
  2. Entrar en estado de paz y calma
  3. Tener esperanza

Puedes hacer tapping de manera clásica en un enfermo, pero personalmente prefiero otras maneras menos invasivas y respetuosas como Touch and breath; tapping subrogado; tapping energético o tapping mental pero en cualquiera de los casos lo más importante es que antes de comenzar te dediques unas rondas a ti mismo.

Y sin más demora, porque el tiempo es oro en estas circunstancias, aquí tienes el vídeo con el ejercicio de tapping que te ayudará a ayudar a tus seres queridos y también a ti.

PD: Si ves que las emociones te desbordan, que no puedes más, considera la posibilidad de buscar ayuda para ti también.

En memoria de mi querido padre. “La muerte no existe, la gente sólo muere cuando la olvidan;
si puedes recordarme, siempre estaré contigo” (Isabel Allende)

2 thoughts on “Ayudar a quien sufre, cuidando de ti”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *