Cambiar la energía de una decisión

¿Eres de los que después de años todavía estas lamentando una decisión que tomaste y que cambió el rumbo de tu vida, pero no como tú esperabas?

Como bien sabes, la energía ni se crea ni se destruye, se transforma. Así que si todavía estás lamentándote por algo que hiciste, estás empleando toda la energía de una decisión en un recuerdo que en nada te van a ayudar.

A través de estas líneas quiero ayudarte a cambiar la energía de esas decisiones del pasado para mejorar tu presente y crear un futuro distinto ¿me acompañas?

cenefa

No tomar decisiones también es una decisión. Decides quedarte donde estas. Eliges conservar. Eliges lo que tienes porque te da seguridad y renuncias a mejorar, pero también a empeorar, porque certezas nadie tiene.

En el libro ‘No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy’ Rita Emmet asegura que “la mayoría de la gente no dedica mucho tiempo a lamentar decisiones equivocadas, su más profundo arrepentimiento habitualmente es por las decisiones que nunca tomó”.

Si después de analizar los pros y los contras de una decisión, sigues sin ver el camino a tomar porque quieres una seguridad absoluta de los resultados, nunca harás nada diferente.

Si te estás planteando cambiar de situación, salir de tu estado de confort, es porque estás enormemente insatisfecho con tu realidad y más allá de las dudas razonables, lo siento pero siempre hay inseguridad. ¿Qué puede haber después? Más felicidad, o menos. Si esto segundo es lo que ocurre, al menos fuiste valiente y no te quedará el profundo arrepentimiento de no haberlo intentado nunca.

Para la Culpabilidad, la Humillación y los Remordimientos, tenemos herramientas que convertirán esa energía en un potenciador de tu realidad.

instintoPoner tu atención en el pasado, en una decisión del pasado, supone un desgaste enorme. No puedes regresar atrás en el tiempo como tú quisieras para deshacer lo hecho y aunque pudieras, nada sería igual.

Cuando tomaste esa decisión, lo hiciste con los elementos que tenías sobre la mesa, pensando en tu bien y en el de la gente que querías. Si no la hubieses tomado, tal vez estarías toda la vida pensando qué ´hubiera sido de mi vida si yo hubiera sido valiente’.

Pon tu energía en el presente. Ahora mismo, y responde a estas tres preguntas:

¿Qué sientes ahora?

¿Qué quieres ahora?

¿Tienes todo lo que necesitas, o gran parte de ello, para conseguirlo?

Comienza a diseñar tu futuro, deja de emplear energía en el pasado, solo incrementarás innecesariamente tu dolor emocional, culpabilidad y remordimientos autosaboteándote para cualquier tipo de acción y mejora.

El mejor servicio que te puedes hacer a ti mismo es mirar hacia delante. Si hiciste daño a alguien, seguro que en ese momento no era tu pretensión y solo desde tu bienestar actual podrás tratar de hacer algo ahora, aquí y ahora, pero nunca en tu pasado.

Lo que ocurrió no lo puedes cambiar, piensa que ahora mismo lo que está sosteniendo tu dolor emocional es un recuerdo y no una realidad. Lo que ocurrió está en el pasado, lo que te duele es una emoción que está en tu presente. Los hechos no se cambian, las emociones sí. Y si lo que te duelen son las consecuencias, desde tu malestar no podrás tratar de enmendarlas.

concentracionAprovecharte de la energía de la negación

Todo el tiempo que dediques a negar lo que ocurrió estás luchando contra la realidad. Todo el tiempo que dediques a aceptarlo y pasar página está creando tu bienestar actual y futuro.

Comienza a contar tu historia de otra manera, cambia tu lenguaje, tu perspectiva. No necesitas que los demás se compadezcan de ti. Así le darás una nueva utilidad a ese arrepentimiento ¿ves la diferencia?

No niegues lo que sientes, acéptalo sin lamentarte, así ocurrió y ahora te puedes beneficiar de esas emociones.

Si sientes rabia, acepta la rabia y úsala para crear algo diferente.

Si sientes tristeza, acepta la tristeza y úsala para dejar de ser víctima.

Si sientes frustración, acéptala y empléala para impulsar un cambio.

Si sientes arrepentimiento, úsalo como una oportunidad para crecer y ser mejor

Negar lo que sientes, solo te ata a ese recuerdo y seguir enganchado a la energía de esas emociones autodestructivas, también ¿Es que no llevas suficiente tiempo castigándote por un supuesto error? ¿Por qué es un error? Es un error haber tirado la toalla de seguir buscando algo que te hiciera más feliz que lo que tenías. Ahora ya lo puedes soltar y dejar marchar. Te aseguro que de eso no te arrepentirás.

inteligencia

Y finalmente vuelve a soñar, nunca es tarde, si un día tomaste una elección para encontrar algo mejor y no fue así, vuelve a enamorarte de la vida, date la oportunidad de seguir buscando y de encontrarlo. No puedes cambiar los hechos del pasado, pero sí el final de la historia, porque eres tú quien la escribes.

Como dice mi amiga Marga Acevedo, “al final las cosas siempre salen bien, y si no, es que todavía no ha llegado el final”.

Ahora puedes hacer el ejercicio de video-tapping que acompaña al artículo

PD: Si todavía no has tomado una decisión, te ayudará leer este artículo

Suscríbete gratuitamente a mi web y no te perderás ningún artículo, video o recurso

¿Deseas usar o citar el artículo?
Si deseas compartir con tus lectores el artículo o usar partes del mismo, aunque sean pequeñas, deberán estar entrecomilladas, citando siempre el nombre de Patricia Rómer como autora, junto a un link directo a www.patriciaromer.com