¿Por qué atraigo una y otra vez estas situaciones a mi vida? Cinco heridas, cinco subpersonalidades

Cada ser humano es especial en sí mismo, es único, tiene cualidades que le hacen brillar pero su necesidad de adaptarse al mundo le van configurando una personalidad que según las circunstancias y las elecciones que toma, le sirve de medio de supervivencia.

Cuando un niño vive una situación dolorosa por algo que ha hecho, o que cree que le han hecho otros, y no integra la experiencia, comienza a comportarse de otra manera para evitar ese sufrimiento. En ese momento se crea la máscara -una subpersonalidad- y deja de ser fiel a sí mismo. Esa máscara tapa un aspecto de su ser que le genera sufrimiento y así consigue sobrevivir aparentemente sin dolor.

Pero en el fondo, el alejarte de tu esencia, el no ser uno mismo provoca un dolor mayor y con consecuencias diferentes. Si esa herida no se sana, se va haciendo cada vez más profunda y el cuerpo comienza a mostrar síntomas.

Si esa emoción no se libera, cada vez iremos atrayendo más situaciones similares a nuestra vida, es la manera que nuestro Ser Superior tiene de llamar nuestra atención, tenemos que integrar la experiencia, aceptarla y evolucionar.

Existen herramientas de liberación emocional como EFT o Thetahealing que pueden ayudarte a acelerar el proceso y por este motivo he creado un taller especializado, basado en el libro: “Las cinco heridas que impiden ser uno mismo” de Lise Bourbeau.

cenefa

¿Cómo acelerar la sanación de las heridas? Puedes inscribirte al Taller Online de sanación de las heridas

Contacta conmigo para más información y para inscribirte

cenefa

rechazo2Primera herida; Rechazo

¿Estás atrayendo situaciones de rechazo? En tu vida sentimental, en el trabajo, en tu familia… El rechazo, es la primera gran herida que se instala en nuestro ser. Casi desde el primer momento, el de la concepción. Si el bebé siente que no es querido, deseado, que consciente o inconscientemente sus padres lamentan su llegada, comienza a sentir desde ese momento el dolor del rechazo y se abre la herida. Poco a poco va generando una personalidad huidiza para evitar estas situaciones y sin embargo una y otra vez siente que vuelven a rechazarle.

Las personas que sufren la herida del rechazo se sienten infravaloradas, se anulan a sí mismas y pretenden hacer las cosas perfectas para justificar que ellos se sienten imperfectos. Les cuesta pedir ayuda e inconscientemente buscan la invisibilidad, desaparecer. Están llenas de miedos injustificados, tienden a rechazar o huir del amor para evitar sufrir.

injusticiaSegunda herida: Abandono

¿Estás atrayendo situaciones de abandono? En tu familia, en tu entorno, por la sociedad…El abandono, es la segunda gran herida que se instala en nuestro ser. Surge cuando el niño pequeño cree que se despreocupan de él. Puede abrirse si te han dejado en casa de un familiar, en el hospital o bien porque ha llegado un hermano. Ese niño no acepta esa experiencia y poco a poco va generando una personalidad dependiente para tratar de evitar que le vuelvan a dejar y de adulto, haga lo que haga, una y otra vez siente que vuelve a sentirse abandonado.

Las personas con la herida de abandono se sienten dependientes de su entorno, de su familia, de su pareja, de sus hijos. Se sienten solos, aun estando acompañados, conviven con la tristeza, nunca han sido felices aun teniendo motivos para ello. Si esa herida no se cierra apropiadamente, cada vez iremos atrayendo más situaciones de abandono a nuestra vida, es la manera que tiene nuestro Ser Superior de llamar nuestra atención, tenemos que integrar la experiencia, aceptarla y evolucionar.

verguenzaTercera herida: Humillación

¿Mantienes comportamientos y hábitos poco saludables y no sabes por qué? y además te avergüenzas de ello pero no sabes cómo salir….La humillación surge cuando el niño en algún momento siente, y no asume, que sus padres se avergüenzan de él, o si bien es él quien se avergüenza de sus progenitores. Tiene mucha relación también con los padres que controlan en exceso a sus hijos. Poco a poco el niño genera una personalidad masoquista que le lleva a hacerse daño inconscientemente con sus conductas.

Para evitar sentir esa vergüenza el niño crea la máscara del masoquismo, precisamente para no sufrir se niega sus necesidades y deseos, se autocontrola, y como se avergüenza se castiga incluso inconscientemente antes de que alguien lo haga. La mayoría de las personas con sobrepeso tienen esta herida, la comida es una forma placentera de autocastigo, castigarse engordando un cuerpo del que se avergüenzan.

betray2Cuarta herida: Traición

¿Estás atrayendo situaciones de traición ? En tus relaciones de pareja, en tu entorno laboral, incluso con tus amistades…La traición se manifiesta entre el segundo y cuarto año de vida, que además es la época en la que se desarrolla la energía sexual, y los niños comienzan a sentir las conexiones de amor con sus seres queridos. En algún momento, un comportamiento que esperan de sus padres les falla y se sienten traicionados, al no integrar la experiencia surge una personalidad controladora para tratar de evitar que les vuelvan a fallar, sin embargo esta estrategia no funciona, es imposible controlar todo y a todos,  al no estar sanada la herida sigue atrayendo situaciones en las que se siente traicionado.

Si tienes esta herida lo sabrás porque la palabra “fidelidad” es importante para ti. La lealtad, los amigos, la familia, una marca, un compromiso son las guías de tu vida. El problema comienza cuando pierdes la confianza, para ti esa circunstancia se convierte en una traición. Entonces tratarás de controlarlo todo y a todos para evitar que vuelva a suceder. Te vuelves rígido, estás en alerta continua, en tu vida predominan los altibajos emocionales, te cuesta disfrutar de la vida y de lo que has conseguido.

Esta herida requiere un extra de paciencia para ti ya que hay mucha rebeldía a la hora de soltarla ya que el control aparentemente da poder a la persona ¿pero te hace feliz?

niño exitoQuinta herida; Injusticia

¿Estás atrayendo situaciones de injusticia? En la sociedad que te toca vivir, en tu familia, en la vida en general…La injusticia se despierta con la individualidad del niño, entre los tres y los cinco años. Cuando comienza a ser consciente de las diferencias. Generalmente la herida de la injusticia se despierta cuando el niño cree que le tratan con frialdad, con excesivo autoritarismo, o de manera muy crítica e intolerante ante sus errores. Poco a poco crea una personalidad rígida para evitar sufrir, y sin embargo el negarse las emociones no evita, al no estar sanada la herida, que siga atrayendo situaciones injustas.

Cuando una persona no se siente apreciada o respetada en su justo valor o no cree recibir lo que se merece sufre una injusticia se vuelve rígido, inflexible, aparentemente insensible como si se hubiera desconectado de sus emociones para no sufrir.

No te permites divertirte ni descansar, te sientes obligado a estar haciendo algo siempre. Te cuesta entregarte, amar y ser amado. Te cuesta comprometerte por miedo a equivocarte. El tapar las emociones no significa que no estén ahí.

cenefa

¿Cómo acelerar la sanación de las heridas? Puedes inscribirte al Taller Online de sanación de las heridas

Contacta conmigo para más información y para inscribirte

cenefa

Todos hemos vivido en alguna ocasión estas situaciones. La mayoría en nuestra infancia, no teníamos capacidad ni desarrollo emocional para superarlas y por instinto de superviviencia, creamos una ‘subpersonalidad’ que en ese momento vino a nuestro rescate. Si cuando eras niños de alguna manera aceptaste e integraste la experiencia: “Papá se ha ido, me ha dejado en casa de la abuela, pero vuelve a recogerme’ la máscara, la subpersonalidad no se crea, con lo cual probablemente tú no tengas esa herida.

Sin embargo, de alguna manera todas esas experiencias están ahí almacenadas en tu psique y en estos talleres conseguirás liberarte de esas heridas y dejar de atraer situaciones similares a tu vida.

¿Cómo saber si tienes una herida o las cinco? Por lo general las tenemos todas, porque hemos vividos situaciones similares a lo largo de nuestra vida, sin embargo las más marcadas son las que se repiten, porque son las que han creado las máscaras, cuantas más situaciones similares atraigas, más profunda será la herida, más tiempo llevarás con ella. En mi experiencia cada persona suele tener entre dos y tres heridas aunque siempre hay una que predomina.

Pasos para sanar las heridas del alma

Fase de reconocimiento: Reconocer que es una máscara lo que llevas puesto, lo que te hace reaccionar así o interpretar así la realidad.
Fase de negación: Aceptar que pueden sobrevenir intentos de rebelión, negación, justificación por parte de tu ego.
Fase de asunción: Asumir que fuiste rechazado, abandonado, humillado, traicionado o tratado injustamente; que la otra persona tuvo sus razones para comportase así, buenas o malas pero suyas, las mismas que tú tienes para reprocharlo, a que no te guste, a sufrir y a comportarte igual con los demás también.
Fase de regreso: Regresar a tu origen. Sé tú mismo, vuelve a ser quien realmente eres, sin máscara y dejar de atraer situaciones similares a tu vida.

Si te has reconocido en alguno de estos perfiles, no hagas como los niños: cerrar los ojos pensando que lo que te da miedo desaparecerá. Esa subpersonalidad que has creado, es una reacción, no eres tú, una reacción que surgió en tu niñez pero ya no eres un niño y tienes más herramientas para curar tus heridas. Si deseas acelerar el proceso, no dudes en acudir a los talleres que he preparado para ti.

Contacta conmigo para más información y para inscribirte

¿Deseas usar o citar el artículo?
Si deseas compartir con tus lectores el artículo o usar partes del mismo, aunque sean pequeñas, deberán estar entrecomilladas, citando siempre el nombre de Patricia Rómer como autora, junto a un link directo a www.patriciaromer.com