Eluana, historia de un rechazo

Hoy quiero compartir con todos vosotros una historia que me ha conmovido profundamente y que cuando la escuché me di cuenta que la naturaleza explica perfectamente lo que a nosotros nos cuesta años comprender.

Os quiero hablar de Eluana, una elefanta de dos años que vive en el Parque Natural de Cabarceno (Cantabria-España).

Cuando Eluana nació su madre la rechazó. Las formas en que se muestra el rechazo en los elefantes nada tiene que ver con los modos humanos, rechazar es no querer a alguien aunque estés a su lado, los elefantes rechazan golpeando. Eluana fue golpeada por su madre y los cuidadores del Parque que ya tenían la experiencia con la elefanta Cristina, que unos años atrás al ser rechazada también por su madre y golpeada se quedó tuerta, rápidamente aislaron a Eluana y comenzaron a alimentarla con biberones.

Ver a Eluana apartada de la manada, como os muestro en la fotografía que tomé, llamando a los elefantes que están cerca sin que nadie la haga caso es desgarrador. Una vez que la madre rechaza, el resto de la manada hace los mismo. Pensad que la pata de un elefante adulto pesa 400 kilos.

Eluana apartada a la derecha. la elefanta Kenia, madre de Cristina, acaba de tener otro bebé Toribio, al que no rechaza porque ya no es primeriza pero está aislada para evitar que los machos ataquen al recién nacido para que ella entre en celo.

Este Parque Natural es el único del mundo que consigue sacar adelante a los elefantes rechazados y lograr que después se integren en la manada. ¿Y cómo lo hacen? Cuando la elefanta cumple cuatro años le buscan un compañero de juegos que no sea peligroso, cuando cumple ocho años ya es lo suficientemente fuerte como “para aguantar los golpes” y pueden comenzar a introducirla en la manada. Tendrán que ganarse primero la confianza de un elefante-amigo, que será quien la presente en la manada, pero aún deberá guardar las distancias hasta que la admitan al completo y eso ocurrirá a partir de los 14 años cuando esté en edad de procrear, entonces los machos se interesarán por ella,  y cuando quede preñada, las hembras por solidaridad se acercarán y la cuidarán.

En ese momento, el mayor peligro no son sus compañeras que ya la aceptan, sino, la elefanta que tiene miedo del resto de elefantes. Ella cree que es una humana, los humanos la han criado y cuidado, mientras que los elefantes la agredían e ignoraban.

Si lleváis tiempo leyendo mis artículos y haciendo ejercicios conmigo, sabréis cuales son las características de la herida de rechazo en los humanos. Aquí puedes leer el artículo si te lo perdiste.

Somos rechazados por las personas que deberían cuidarnos. Nos hacemos fuertes en esa soledad a base de evadirnos y aislarnos. Después cuando la sociedad nos acoge sin más, sin preguntar, no somos capaces de integrarnos y nosotros somos los que rechazamos.

Aquí tienes un vídeo breve para descubrir si tienes la herida de rechazo. Busca en mi canal de Youtube más vídeos para sanar esta herida.

¿Por qué?

Pero todavía queda lo mejor de la historia. La explicación del veterinario jefe de Cabarceno ¿Por qué una madre elefanta rechaza a su hija? (Y sí, digo hija porque la herida de rechazo se produce generalmente entre madres e hijas o padre e hijos) “Lo más probable es que al ser primeriza Kenia, la madre de Eluana, se sintió abrumada, no supo como tratarla, se sintió amenazada y la rechazó”.

¿Y qué puedo hacer? Si te sientes rechazado, recuerda que ya eres un elefante adulto, ya sus trompas no pueden dañarte, siempre has sido uno de ellos aunque no lo sintieras y tienes derecho a estar en la manada. Haz un esfuerzo por integrarte, verás como ahora es diferente.

¿Y qué puedes hacer? Si tienes a tu lado a una persona con Herida de Rechazo, haz un esfuerzo por integrarla y protegerla al principio. Trata de comprender por todo lo que ha pasado hasta llegar ahí.

Y si sigues sufriendo por Eluana, mira lo que inventaron en Cabarceno, una burra lo suficientemente fuerte y cariñosa, para hacerle compañía…Sé que no es políticamente correcto pero ¡¡¡¡Seamos l@s burr@s de las Eluanas del mundo; seamos los primeros en acercarnos, en ser sus amigos!!!!

La elefanta Cristina con su amiga la burra

Consulta aquí las fechas del próximo curso Sanar las Heridas el Alma.

Consulta aquí el curso online Sanar las Heridas del Alma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *