Poner energía para vender más

Aunque no seas un profesional del marketing o el mundo de las ventas todos en algún momento de nuestra vida hemos necesitado vender algo, desde un cromo especial cuando éramos niños, hasta una casa, o una idea a nuestro jefe… o incluso ‘vender la moto’ a alguien (una expresión que en España significa convencer de que algo es muy bueno, a sabiendas de que realmente no lo es)

En realidad siempre que queremos conseguir algo estamos vendiendo. Estamos hablando del arte de la persuasión en todos sus niveles.

El caso es que para muchos de nosotros, entre los que me incluyo, la palabra vender nos pone en alerta. Yo siento una verdadera admiración por las personas a las que denomino “vendedores natos” que son aquellos que comprenden las necesidades de la persona que entra en su establecimiento y precisamente son capaces de vender cualquier cosa que se propongan.

Pero para quienes no tenemos esa habilidad natural y tenemos el deseo, puntual o continuado, de vender algo podemos usar el tapping para conseguirlo.

A lo largo de los años he trabajado este tema en sesiones individuales con mis clientes y he ido observando que es importante abordar el tema desde dos puntos de vista simultáneamente

1)    Las creencias, emociones y pensamientos

2)    La energía

De esta manera Blanca, una empresaria madrileña que tiene un fábrica de guitarras consiguió pasar de una facturación mínima de sus productos en el mercado chino a triplicar sus ventas. Ángela vendió una casa de la que llevaba intentando desprenderse casi cinco años sin éxito. Roger, un estudiante de Arte Dramático, consiguió nuevos casting y papeles de figuración, incluso yo misma conseguí alquilar un piso que llevaba meses vacío y sin recibir ofertas. Todos estos nombres están cambiados pero puedes buscar entre otros artículos míos antiguos las historias completas de estos clientes.

1) Creencias, emociones y pensamientos

En primer lugar necesitamos sacar a la luz los programas o creencias, así como emociones y pensamientos que pueden estar bloqueando que se produzca esa venta.

Aquí te hablo de aquellas más comunes pero es importante que indagues las tuyas propias y las incorpores a tu rutina de tapping (si no sabes qué herramienta es el tapping consulta este artículo y su vídeo)

Aunque me siento un impostor

Aunque creo que vender es presionar y engañar

Aunque realmente necesito vender

Aunque hay demasiada competencia en el sector

Aunque creo que va a ser imposible que lo venda

Aunque me siento presionado por las circunstancias

Aunque lamento aquella decisión que tomé en el pasado

A pesar de tengo miedo a que sean desagradables contigo

A pesar de que tengo miedo a perder mi inversión

A pesar de que considero que mi producto no es perfecto

**También tienes que prestar atención y dedicarle rondas de tapping a las emociones corrosivas contra alguien: rencor, odio, prejuicios, resentimientos.

2) Energía

Una vez trabajados ese compendio de programas, emociones y pensamientos que con todas seguridad han bloqueado la venta, he observado que ‘poner energía’ al producto es lo mismo que colocar un motor turbo a un coche. Y para eso es importante cambiar nuestra mentalidad sobre el producto y dedicarle tiempo y atención, es decir energía.

¿Qué tal si?…

¿Y si en vez de enfocarte en una charla de venta sin sentido por la que nadie podría estar interesado y en la que además tienes que poner mucho esfuerzo te centras en el beneficio que puede conseguir la persona que compre tu producto?

¿Y si te enfocas en el servicio que prestas? En la idea de que estás cubriendo una necesidad del mercado. En el concepto de que esa persona a la que tú le ofreces ese producto o idea es libre de decidir pero tú le estás facilitando esa búsqueda ofreciéndole algo realmente valioso ¿La cosa cambia verdad?

Yo te propongo un enfoque completamente diferente… poner energía en el producto que nada tiene que ver con tratar de convencer a alguien de sus ventajas. Para completar el trabajo puedes hacer tapping con todas las ideas de las que te hablo o bien seguirme en este ejercicio de vídeo con mi manera especial poner energía en un producto para ser infalible en su venta.

Estaré encantada de recibir tus comentarios así como de que compartas conmigo tus resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *