Aliviar la lumbalgia, comprender el mensaje

De las dos frases que componen el titular del artículo la más importante, aunque en estos momentos estés doblado de dolor es la segunda. Si solo buscas aliviar una molestia física será como si te tomas un calmante, cuando se pase su efecto volverá. Sin embargo si tratas de profundizar en el mensaje de tu dolor, es posible que puedas olvidarte de que alguna vez lo sufriste.

Existen muchas maneras de abordar el tema de los dolores físicos con tapping, mindfullness u otras técnicas que buscan activar la capacidad de autosanación con la que todo cuerpo humano está dotada y la mente puede tanto agravar la situación como ayudarnos a superarla. No te cuento nada nuevo si afirmo que simplemente controlando tu estrés ayudas a que tu sistema inmunitario se refuerce.

Desde mi punto de vista la primera técnica más eficaz se llama “Perseguir el dolor” y consiste en ir haciendo tapping o meditación, focalizando tu mente, en donde está el problema. Ese dolor en muchas ocasiones parece que se mueve, es como si comenzara en una parte de tu costado y después de un rato de mantener tu atención en esa parte de tu cuerpo se desplazara unos centímetros a otra zona. Pues bien, sigue esas pistas allá por donde tu cuerpo te marque. La mayor parte de las ocasiones conseguirás controlar el dolor pero es necesario ir más allá.

Profundiza añadiendo otros dos aspectos más: el simbolismo y las emociones asociadas. Al hablar de simbolismo, también podemos dividirlo en dos submodalidades, una subjetiva que incluye lo que significa para ti ese órgano dañado o ese tipo de dolor y otra objetiva que alude a la función del mismo. Y finalmente las emociones asociadas a ese dolor.

Esquema en tres pasos:
1) Localiza la molestia y haz tapping o meditación focalizada persiguiendo ese dolor.
2) Simbolismo:
a) ¿Qué función tiene en el cuerpo?
b) ¿Qué significa para mí ese dolor?
3) Emociones:
a) ¿Qué emoción me causa?
b) ¿Lo puedo conectar con una persona o situación?

En esta ocasión he elegido la lumbalgia para plantearos un ejercicio ya que fue el tema que surgió en el último directo que hice de tapping. Vamos a seguir el esquema:

Localiza la molestia:
Zona baja de la espalda, ambos lados.
Simbolismo:
a) ¿Qué función tiene en el cuerpo?: las vértebras lumbares sostienen el cuerpo y permiten el movimiento.
b) ¿Qué significa para mí ese dolor?: Me obliga a quedarme en casa.
Emociones:
a) ¿Qué emoción me causa?: Me da rabia pero me viene bien porque en esta situación de pandemia me da miedo salir.
b) ¿Lo puedo conectar con una persona o situación?: Estoy cuidando de mis padres mayores y necesito estar sana y fuerte porque dependen de mi.

Utiliza ese esquema para adaptar a tu situación particular el ejercicio. Y como siempre me gusta recordarte que aunque sigas este vídeo con los ejemplos que te pongo, siempre es más eficaz que uses tus palabras. Dedica unos segundos a sintonizarte con tu propio dolor. Evalúa de cero a diez su intensidad y ahora dale al Play y no te olvides de dejarme un mensaje sobre qué te ha parecido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.