Vergüenza tóxica

 Nos avergonzamos de nosotros. Nos avergonzamos de los demás 

Comenzamos a rumiar ese dolor interior. Nos sentimos taaaan inadecuados. Y eso que nos desagrada tanto en nosotros comienza a crecer dentro, es como una alimaña, se alimenta de nuestro odio pero hacia adentro. Si comenzó en nuestras piernas (no me gustan, tengo unas piernas gordas como troncos, llenas de varices, con celulitis… o sea lo que sea que te digas a ti mismo) y empieza a extenderse, lenta o rápidamente, dependiendo del tiempo que lleves haciéndote daño de esa manera.

Y ya no solo son tus piernas. Ahora también te sientes torpe. Y también te ves fea. Y seguro que en breve te considerarás inadecuada tanto que será imposible que alguien, que no sea tu madre, te quiera.

Pero lo mejor es que nadie se de cuenta, porque si te lo dicen ya no será vergüenza sino HUMILLACIÓN.

Así que vamos a herirnos nosotros, vamos a ponernos en evidencia antes de que lo hagan los demás. Si estoy gorda, cuento chistes de gordos. Si no tengo estudios, presumo de ello…y así.
Y cuando estoy a solas, como no me aguanto, como no soporto ser así, como no me quiero, voy a tapar todo este dolor con algún anestésico, o con varios.

 

 

 Así que barra libre de alcohol, comida, drogas, sexo sin medida, juego, compras compulsivas…. está a tu alcance.

 

 

STOP

Esto que te pasa, es una de las cinco heridas del alma en plena expansión. Pero tranquilo, tranquila, hay solución. No es inmediata. No es una aspirina que te tomas y mañana se ha borrado de un plumazo, pero quiero darte esperanzas de que no eres así, simplemente te comportas así porque hasta ahora no sabes hacerlo de otra manera.

¿Qué tal si comienzas a trabajar con un poco con tapping esas emociones?

¿Qué tal si comienzas a vivir la vida, aunque no te gustes, y a centrarte en las cosas buenas que ya tienes?

No es un camino fácil, pero puedes reconciliarte contigo misma.

Aquí te dejo un vídeo tapping para que empieces a trabajar esas emociones. Si te gusta, puedes ver una conferencia completa sobre el tema y también otros vídeos sobre las Heridas del Alma o asistir al taller online.

 

Ánimo ¡¡¡¡No estáis solos!!!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.